¿Sanando?


Sanando

A veces no comprendemos por qué algunas personas pasan diferentes sinsustancias en la vida, e intentamos hacerles ver por medio de la palabra o de nuestro ejemplo de vida que dicha situación no es complica, que es fácil de llevar, que es sencilla, y no está mal dar aliento y respaldo a esa persona, lo que estaría mal es juzgar su condición por la nuestra o por la de otras personas, cada persona es diferente y reacciona diferente a cada etapa que le toca vivir, y por más que nos esforcemos nunca podremos saber cómo se encuentra internamente, que tan afectada está, por eso intentemos ayudar esperando que la persona pueda ser restaurada por Dios, porque es el Espíritu Santo que consuela que sana y seguro si nosotros hemos pasado situaciones similares podremos serle de ayuda inyectando palabras no solo humanas sino llenas de poder, pero sino hemos pasado ninguna de sus circunstancias no podemos ponernos en su lugar, no quiere decir que no podamos ser usados por Dios y que esa persona sea libre de esa cadena, sino que; si aún al haber pasado algo similar no podemos sentir lo mismo, menos podemos juzgarle por nuestra reacción y progreso al salir de la misma.
¿Cómo podemos ayudarle sino pasamos dicho proceso?
Si queremos ser ayuda a personas en este mundo debemos cuidarnos de caer en el error de medir a los demás por nuestras propias vivencias, somos muy diferentes, y que algunas personas reacciones de manera positiva y de inmediato a nuestras enseñanzas, no quiere decir que todos lo harán.
Sé que a veces es frustrante porque cuando Dios entra en nuestros corazones y nos sana, queremos ver a otros también así, pero repito, cuidémonos, porque es allí donde medimos y, en vez de ayudar podemos estar juzgando a esas personas y al forzarlos a acelerar su proceso les podemos estar causándoles más daño. Esto lo digo por experiencia propia, como líder de jóvenes me toco lidiar con muchos casos en los cuales como me sentía tan firme en Dios y no había pasado sus circunstancias quería con ímpetu ayudarlos también a alcanzar ese nivel, no sé si fue por la corta experiencia que cometí dichos errores, pero lo que si les digo a todos y especialmente a líderes ya sean de jóvenes o adultos cuídense, no podemos ayudar a otros con nuestras fuerzas, es con el poder del Espíritu Santo y si no entendemos esto o no entiendes esto que te digo y sigues luchando con tus fuerzas tratando de cambiar a otros cuya labor es del Señor, les tocará vivir un día esos procesos que esas personas que tratamos de ayudar, para así Dios enseñarnos de alguna manera lo que ellas vivieron, la palabra nos dice; no juzgues para que no seas juzgado, el juicio que damos ese juicio se nos regresa, no quiere decir que todo el proceso que estamos viviendo es basado en el juicio que dimos a otros, porque Dios también quiere formar áreas en nuestras vidas y lo hace por procesos y pruebas, pero no añadamos más dificultad a nuestra propia formación, que baste con la que Dios quiera darnos a nosotros.

Recuerda esto; Podemos ayudar a sanar heridas en otros, sin añadir más procesos para nosotros mismos. Esto, si hacemos caso a las enseñanzas de nuestro señor Jesús. Estamos para Ayudar a Sanar y no para herir más, El mismo Señor Jesús lo dijo cuándo se refiere a los falsos profetas en “Mateo 7:15-16 Traducción en lenguaje actúa” ( » ¡Cuídense de los profetas mentirosos, que dicen que hablan de parte de Dios! Se presentan ante ustedes tan inofensivos como una oveja, pero en realidad son tan peligrosos como un lobo feroz. 16 Ustedes los podrán reconocer, pues no hacen nada bueno. Son como las espinas, que sólo te hieren.
Claro no solo eso define a un falso profeta; Pero una de las cosas que ellos hacen es solo herir, y nosotros los que amamos los caminos de Dios y queremos seguirlo con amor y respeto a su palabra, hagamos buen uso de la misma, para sanar y restaurar, así como Pablo le dijo a Timoteo (Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. “2 Timoteo 3:16”) y sin ir a otros predicadores leamos lo que nuestro Señor dijo en:

“Lucas 4:18”
«El Espíritu de Dios está sobre mí,
porque me eligió y me envió
para dar buenas noticias a los pobres,
para anunciar libertad a los prisioneros,
para devolverles la vista a los ciegos,
para rescatar a los que son maltratados.
Si hemos recibido al Espíritu Santo de Dios y él está sobre nosotros esto es lo que debemos hacer, si no lo estamos haciendo necesitamos cambiar, la gente llega a nuestras congregaciones, heridas, maltratadas con problemas de todo índole y es nuestra labor cubrir esas necesidades, no con nuestras fuerzas sino con el poder del Espíritu Santo, que es quien convence de pecado, ya es tiempo de dejar de condenar y de dar buenas noticias, no es lo mismo decir; el cigarrillo te llevará el infierno, que decirle a la gente; el cáncer está en aumento y una de las causas es el consumo del cigarrillo, Dios no te quiere ver enfermo, tal vez para ti no es fácil dejar la adición pero conozco a alguien que puede ayudarte, se llama Jesús. Hermanos ya la gente se siente bastante mal con su pecado, para nosotros hacerles sentir peor, no queramos hacer la obra que le toca al Espíritu Santo. Cambiemos nuestra manera de enseñar, porque esto es lo que realmente traerá las almas a los pies de Jesús.
Reflexiona: Si lo que estas enseñando hoy, no lo has vivido, quizás un día tendrás que vivir lo que estas enseñando. 

Dios les bendiga.
ATT. Adelis José T / En twitter @a_jt

Anuncios

3 Respuestas a “¿Sanando?

  1. Efectivamente muchas veces queremos con nuestros conocimientos ayudar a nuestros semejantes y no se dejan pero ell@s no saben que ser cristiano no es una religion sino una relacion con dios y los felicito por esta pajina tan bella que te tienen sigan adelante Bendiciones Saludos…….

  2. En el Nombre Poderoso de Jesus, ruego al Padre que siga ministrando a sus vidas para que puedan seguir ministrando a otros. Dios les bendiga y guarde!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s