A SOLAS CON EL


S SOLOAS CON EL

Oye tú, porque estas tan preocupado/a por tus pecados?
Te seguro que si ahora vas orar, lo menos que Dios quiere es, saber de ellos..

Dios se enfoca en ti, no en tus pecados.

No se trata de que Dios consienta nuestros pecados, porque sino, no hubiera muerto en la cruz, se trata  de que seamos conscientes que él, ya nos perdonó, Entonces: Debemos ponernos de acuerdo si ir a recordarle nuestros pecados o ir a estar con él. Quiere decir que no debemos pedir perdón? No, no se trata de eso, se trata de que entiendas algo, imagínate; Dios hizo un viaje tan largo desde el cielo, tuvo que pasar 9 meses el vientre de una mujer, luego esperar 30 años para comenzar su lucha por ti para vencer tus pecados, y por fin ya estas limpio/a y cada día Dios tiene que escachar tu interminable lista de pecados! Yo me imagino a Dios en el cielo diciendo: oye no es que me canse de que me hables y me cuentes cuantas veces haz pecado, PERO HOY NO QUIERO SABER DE TUS PECADOS, QUIERO SABER DE TI.

A veces perdemos tanto de disfrutar de la presencia de Dios, porque nuestro prejuicio no nos deja hacerlo. Recuerda; ya el Señor Venció al pecado hace más de dos mil años (2000 años).

No luches más con lo que Dios venció. “Hoy Dios No Quiere Saber de tus pecados, solo quiere estar contigo” Dios no se enfoca en nuestros pecados se enfoca en nosotros como personas, Dios no se enfoca en tus pecados se enfocó en ti, cuando iba caminado  al Gólgota ensangrentado, desfigurado, con la cruz en sus hombros, cráneo traspasado por enormes espinas de la corona que le incrustaron, enormes clavos en sus manos, costilla traspasada por un lanza, él no pensaba ni decía; ho! cuantos pecados tiene Luis, ramón  Juan, ¡No! Él pensaba en ti, en que estarías con él en el cielo, porque si fuera muerto por nuestros pecados serian los pecados los que tendrías que ir al cielo, (Les repito, no mal interpreten, no quiere decir que Dios no murió para perdonarnos y limpiarnos de pecados, sino que el enfoque de Jesús no fueron los pecados fuimos nosotros, fuiste tú).
Juan 3:16 Dice: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Veamos que el mensaje principal de Dios es que creamos en él , para que nuestra alma no se pierda en el infierno, sino que que vivamos para siempre con él en el cielo.
– Tú, cuando aceptas a Dios, lo haces porque el espíritu Santo te convence de tu necesidad por Jesús, si, luego al Espíritu Santo cautivarte te convence, te das cuenta que hay cosas malas en ti, ¿como? Simple, nunca habías tenido dentro de ti a Dios, sabias que existía tal vez, y es allí donde decimos: ¿Por qué antes no me molestaba mentir y ahora sí? Jeje sencillo, no había nadie que te dijera dentro de ti, hey! eso está mal, no me gusta?, por eso Primero aceptamos a Jesús y luego y allí automáticamente se cumple su palabra de limpieza donde dice que el fue molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él (Isaías 53:5) ¿y como pasa esto si nunca habíamos leído la biblia? Cuando nos convertimos o aceptamos a Jesús en nuestros corazones, no conocíamos las escrituras, ni sus significados, pero alguien si las conocía y en ese mismo momento que hizo morada en ti, su palabra también vino como un decreto para tu vida.
Llega el Arrepentimiento y comenzamos a pedir perdón a Dios por todas las cosas que hemos hecho mal, y es un proceso normal, pero no quiere decir que ya Jesús  te hubiera perdonado. Es como cuando vas a que tus padres porque haz cometido algún error pero confías en ellos porque te han demostrado su amor y confianza, Sabes que está mal, se lo cuentas, pero dentro de ti sabes que lo único que ellos quieren es que te valla bien en la vida, te corregirán si es necesario, pero lo que en realidad te da fuerza es saber que tienes a alguien en quien confiar y que por encima de todo estarán allí. Así también es con Dios pero mucho mejor.
El desconocimiento del proceso del agua para que caiga como lluvia, no quiere decir que si llueve y sales sin paraguas no te mojaras; Así también son las promesas de Dios para tu vida.

El desconocimiento de alguna parte de la palabra, no quiere decir que no se pueda cumplir en ti, porque el Espíritu Santo que habita en ti, conoce toda la escritura, y el y Jesús son uno así como también el Padre. Jesús es el verbo encarnado, él es la palabra y dijo que no nos dejaría huérfanos, por eso Dejó al espíritu santo para que nunca estemos solos. 

Claro está, nunca dejes de disfrutar de las bendiciones que trae leer la palabra de Dios, porque mientras más cosas leas, más fácil será.

Dios lanzo tu pecados al fondo del mar: El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados. (Miqueas 7:19)
Dios lo menos que quiere es que tú te acuerdes de tus pecados, Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados. (Isaías 43: 25)
Me encanta la historia de la mujer que sorprendieron en adulterio (Juan 8:1-7), todos querían apedrearla, pero Jesús les dijo; Quién de ustedes esté libre de pecados lance la primera piedra contra ella. Es impresionante, el señor no le dio largas al asunto y uno a uno se fueron marchando hasta que solo quedaron Jesús y la mujer, Jesús no se puso a preguntarle ¿Hey! Que hiciste? ¡Tu sabes que merecías morir!, ¡No! Ya la mujer lo sabía, por eso donde muchos llegan con condenación solo Jesús llega con amor y misericordia, él quiere quedar a solas contigo. Al final le dijo; Vete y no peques más.

Por eso cuando estamos a solas con Dios, sabemos que no podemos irnos y seguir siendo las mismas personas. Él lo sabe, por eso te atrae a su presencia. Y mientras más relación con él, Menor margen de errores habrá en tu vida.

( mientras más conocimiento de una materia, menor es el margen de error)

Si eres Cristiano/a recuerda; Dios quiere estar contigo, ve entra en su habitación, a él no le interesan tus pecados le interesas tú, libre de pecados, por eso cuando vas y te rindes a él y te deleitas en su amor y en su presencia, verás que ni siquiera te darás cuenta cuando tus problemas tus luchas han desaparecido. Y si aún no le has aceptado en tu corazón, ven acércate y haz esta oración allí donde te encuentres, di: Señor, sé que fuiste a la cruz a morir por pecadores, mas no por los pecados, sé que diste tu vida por mí, hoy me arrepiento de haber vivido lejos de tu presencia, ven y habita en mí, te acepto como señor de mi vida, perdóname por los pecados cometidos, y ayúdame a entender siempre que ya no quieres saber nada mas de mis pecados sino, que quieres estar cada día conmigo.

Dios les bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s